Sexualidad…

al pensar en esta palabra se evocan en nuestra memoria recuerdos, que están ligados a significados, que hemos construido a través de nuestras experiencias, y de lo que hemos aprendido en las diferentes relaciones sociales, ya sea que hayamos observado o establecido. Por lo general la adquisición del conocimiento de lo que es sexual comienza primero dentro del ámbito familiar y posteriormente en otros como el académico, círculo de amistades, medios de comunicación, por ejemplo. Todo esto enmarcado en un proceso histórico-cultural en el que nos hemos desarrollado.  De esto se desprenden muchas incógnitas y más aún, ¿Cómo vivimos, qué pensamos y qué hacemos de esto que llegamos a decir que es  nuestra sexualidad?

    Si ahondamos en este tópico surgen más preguntas acerca de este aspecto de nuestra vida y podemos darnos cuenta de que es y ha sido siempre un tema de interés, ¿por qué? Probablemente no haya una sola respuesta. En el siglo veinte se llevaron a cabo investigaciones que tenían  como objetivo responder a las preguntas que hemos hecho en esta exposición, por ejemplo: desde la psicología al comenzar el siglo veinte, Freud, y desde la sociología, Havelock Ellis, ya en los años 30’s, desde la biología, Alfred Kinsey, y en los 60´s, desde la medicina, Master y Jonson. Ahora con todos estas aportaciones también se pueden incluir los estudios que se han hecho desde la antropología y podemos deducir que han resultado insuficientes, parciales, deterministas o reduccionistas. En su mayoría  dejando de lado o excluyendo toda la gama variada de esto que denominamos sexualidad… El problema de todo esto es que se limita el entendimiento y la conciencia.                                                                                                       

Desde este panorama surge una teoría con un enfoque de género la cual ofrece un marco desde donde se puede obtener una óptica de lo que es la sexualidad, ya que no sólo brinda análisis y comprensión de este ámbito de la vida humana sino también conceptos, además de una propuesta de cambio social encaminada a la equidad entre los géneros. A la luz de este enfoque, se puede entender en primera instancia  que  la sexualidad es una construcción social, reproducida en lo individual en la subjetividad, en una relación dialéctica de estos aspectos. Y en segundo lugar se ha encontrado mediante este tipo de perspectiva, que esta manera de ver y vivir la vida ha sido hasta ahora marcada por la diferencia. Ya que hombres y  mujeres construyen por lo general el significado y los propósitos de lo que piensan y hacen desde la visión del género que ellos asumen como lo masculino o lo femenino que la cultura en la que se han desenvuelto les dicta ó impone, a través de un determinado sistema político -social, mediante instituciones como la familia, la religión, y la académica o de salud, en donde esta dicotomía ha sido utilizada para justificar la falta de equidad en la relación de hombres y mujeres, lo cual ha producido opresión, falta de comprensión, de unión, de conciencia, haciendo que la calidad de vida se vea disminuida y reducida a la intrascendencia, confusión y sufrimiento, con efectos psicológicos que deterioran las capacidades, destrezas y habilidades de los individuos.

     Ante el hecho ineludible de que  biológicamente se nace con diferencias de sexo y que la sociedad rotula o asigna como -hombre ó mujer- para organizar las vidas, como si fuera esta dicotomía el destino en todas las dimensiones y esferas de la vida. Nos preguntamos ¿de dónde surge la idea de que los hombres deben comportarse con ciertas características y que las mujeres con otras, por qué  y para qué? Por esta razón emprendimos una travesía en la presente investigación, pues se vislumbraron mundos por descubrir.  Reconociendo que al volver de este viaje por los caminos del conocimiento ya no fuimos los mismos, pues como todos los procesos y en especial este del  conocimiento, intrínsecamente produjo  cambios y por ende resignificaciones de lo que se había construido o asumido hasta ahora de esto que se ha denominado sexualidad,  de esto que es parte fundamental de nuestra propia vida y que según nos muestra la historia,  está sujeta a cambios que nosotros podemos realizar.

     A lo largo de la presentación de estos textos se desarrollaran tres temas principales; el primero es acerca de la historia de la sexualidad en cuanto a lo que hasta ahora se conoce de ella; se podrán ver las aportaciones que han servido para que haya una mayor comprensión del tema que nos concierne. En el segundo  se trató la propuesta de ver a la sexualidad desde un marco teórico que nos permitió tener una visión más amplia y completa de lo que es la sexualidad. En el tercero será una explicación exhaustiva del tema al que hemos estado aludiendo mediante la investigación cualitativa logramos conocer y analizar las construcciones de los significados y propósitos que le asignan.

No dejes de estar al pendiente de las siguientes publicaciones en esta sección de sexualidad.

Extracto de la investigación-tesis sobre género, sexualidad y enamoramiento publicada en la UNAM MX por el departamento de salud, sexualidad y género de la FES-Iztacala. Publicada en el 2006