Qué nos dice la ciencia acerca de la felicidad

Daniel Gilbert psicólogo de la Universidad de Harvard, ha hecho estudios e investigaciones sobre este tópico. Incluso escribió un libro que fué un best seller “tropezando con la felicidad”. En una conferencia que dio en el evento anual que se lleva a cabo en Puebla, México, “la ciudad de las ideas” comenta que su mamá le decía que para ser feliz tenia que hacer tres cosas: Casarse, tener muchos hijos y tener mucho dinero. Un día pensó en comprobar estas hipótesis. De esa manera comenzó sus investigaciones.

Antes de continuar con este interesante relato, debo comentar que uno suele pensar que la ciencia no se ocupa de este tipo de cuestiones subjetivas, sin embargo no es así. La subjetividad, también puede estudiarse, investigarse y medirse, no de forma cuantitativa, sino de forma cualitativa. Cabe aquí también señalar que hay principios que rigen el comportamiento humano. Por ejemplo; uno de ellos se refiere a que cuando algo nos cuesta mucho trabajo, esfuerzo y tiempo, se convierte en una fuente de felicidad enorme. Como la crianza de los hijos. No se puede medir esta clase de felicidad por el placer que nos causa, ya que es más el desgaste incluso psico-emocional, que el poco placer que causa en el diario vivir.

Con estos preámbulos continuaré este relato de la conferencia. Como les decia, Daniel se puso a investigar. Encontró cosas muy interesantes. A la hipótesis número 1 de su mamá. Casarse. Efectivamente, su mamá estaba en lo cierto, vivir y tener una pareja es una de las mayores fuentes de felicidad. Hasta las personas viven más tiempo. La soledad acorta el promedio de vida de una persona. La segunda hipótesis de su mamá era acerca de tener mucho hijos. Tener hijos definitivamente era una de las fuentes de felicidad más grande, pero el costo de inversión principalmente psico-emocional era tremendo. “Muchos” hijos no era una fuente de felicidad, ya que el costo psico-emocional, económico etc. sobrepasaba las expectativas y se obtenía el efecto opuesto.

La hipótesis número 3 en cuanto a “mucho dinero”. No. No es una fuente de placer tener mucho dinero. La fuente de placer estaba más bien en hacer lo que uno ama. Daba el ejemplo de que la tendencia en Europa es trabajar 6 meses para obtener recursos para lo que en realidad se desea hacer. Un oficio, arte, etc. incluso viajar. Una de las mayores fuentes de la felicidad humana.

!!Bueno!! ¿Que les ha parecido esta genial investigación de Daniel? Si que nos deja reflexionando…