Autor: Edy Reynoso

El príncipe de las letras

Marcelo representa la esencia del pueblo chileno, la cual es similar a la de México, en si a la cultura hispanoamericana. Marcelo nos hablará con mayor conocimiento en otras publicaciones de Factor Feliz acerca de su tierra, de su vida y de su obra.

Alma mía

“Y me pregunto con la sombra de la duda instalada en la comisura de mi boca,

mientras escapa el beso delirante

¿Es posible añorar, el silencio de tu silencio?…”

Read More

Quiero decirte algo…

Quiero decirte algo… Amor Te esperé por tanto tiempo, pensé que no vendrías. Que jamás sabría lo que es amar. Llegaste a mi a cambiar el rumbo de mi vida vacía. Al tener un amigo con quien conversar, contarle mis cosas, mis anhelos, mi infancia perdida… Al paso del tiempo sin darme cuenta día a día te comencé a pensar sin poder esperar para verte y atreverme a decir que te amo… Luz Derechos Reservados 2014...

Read More

Infinitos

Lo que aparece a continuación es algo muy mío para ti. He estado experimentando cosas nuevas, y siempre siempre, siempre estás tú como inspiración, en cada una de ellas. Espero que lo leas y tengas en tu pc con el mismo aprecio que yo con que lo escribo, confío en que sabes que no sé escribir, o por lo menos eso considero, y que te rías con las redacciones tan mal hechas que verás, mi léxico no es amplio, así que te pido una disculpa, lo hago con todas las ganas del mundo, y con mi corazón en la mano. Según los griegos, las/los andróginas (humanos de dos sexos que tenían cuatro piernas, y cuatro brazos, una cabeza y dos caras) intentaron invadir el Monte Olipo, lugar donde viven los dioses, y Zeus, al percatarse de esto, les lanzó un rayo, quedando éstos divididos. Desde entonces, se dice que el hombre y la mujer andan por la vida buscando su otra mitad. Es curioso cómo podemos utilizar las mitologías de cualquier cultura para tener el pretexto de “encontrar” el amor ideal, yo… en lo personal, opino que el amor de verdad no se “encuentra” es mucho más que eso, encontrar es una parte, que él/ella te corresponda es otra, QUE SU AMOR VIVA SOBRE TODAS LAS COSAS ¡ESO!, pero siempre nos hacen ver como los tontos que no “encontramos”...

Read More

La química del amor

Estimados lectores de Factor Feliz, les tenemos ahora un interesantísimo tema desarrollado por la Lic. en Mercadología y Asesora de imagen, Daniela Flores. Ella es una joven muy talentosa, profesional, visionaria y vanguardista que presentó este trabajo para la revista. También les tenemos una bella historia de amor que  escribió exclusivamente para nosotros, “Una tarde de verano” con el propósito de inspirarnos para amar. Para introducirlos en el tema de la química del amor pueden comenzar por preguntarse; ¿por qué nos enamoramos? ¿Por qué es tan diferente el enamoramiento del amor incondicional? ¿Existe el verdadero amor? ¿Por qué solemos enamoramos...

Read More

Introducción

“Somos viajeros del tiempo. El tiempo es el camino obligado, un destello de luz que nos atrapa y la vida pasa, sostenida por un extraño hilo. Camino, ¿qué hacer si no? Ciegos, mudos, sordos, hinchando y deshinchando el pecho, abriendo mucho los ojos. Que luz tan bella, el azul se desparrama sobre nuestra cabeza. Apenas rozando con la punta de los dedos el horizonte, habitando los recovecos del camino, soñando con lo que se halla más allá de la línea invisible, el límite del mundo”. Anónimo La sinuosa carretera, se proyectaba más allá de lo que la mezquina luz de la luna y el destello de faros de los cada vez más escasos vehículos podían disipar, si no hubiese sido por las señaléticas fosforescentes, quizás la travesía aburrida se hubiera transformado en una agonía, pensó en voz alta intentando construir un razonamiento que lo mantuviera alerta, adentrándose cada vez más en una gigantesca boca de lobo en que se había convertido la autopista, Fran ocasionalmente tomada la carretera 5 sur algunos días del año, que lo conducirían hasta su cabaña en las montañas entre el pueblo de San Clemente y Vilches Alto. Esta vez no había un razón precisa para realizar este viaje, solo un irrefrenable impulso casi mecánico por llegar a ese destino, ya hacía rato que el crepúsculo había extendido sus alas con esa suavidad pintoresca que...

Read More